Tipos de mudanzas

No todas las mudanzas son lo mismo, como no es lo mismo trasladarte a una vivienda ubicada en la misma ciudad que cruzar todo el país con tus bienes. Por ese motivo hoy distinguiremos los distintos tipos de mudanzas existentes.

  • Mudanza Local: Como bien dice la propia palabra, una mudanza local es la que se realiza dentro de la misma localidad, esto es, en la misma ciudad en la que ya residíamos. Suelen ser sencillas, especialmente si no son muchos los artículos a mudar y si la distancia no es muy larga. De hecho, este tipo de mudanza podemos hacerla nosotros mismos o con ayuda de amigos o familiares, sin necesidad de contratar a una empresa de mudanzas. Podemos realizar el traslado poco a poco, y en el caso de los objetos más pesados y voluminosos, alquilar una furgoneta. El hecho de que este tipo de mudanzas sea más sencilla, no quita que debamos organizarla como cualquier otro tipo de mudanza, esto es, organizando correctamente el traslado, embalaje y preparativos que conlleva una mudanza.
  • Mudanza Regional: Antaño este tipo de mudanza implicaba una mejora personal o una búsqueda de esta mejora. Me explico, la gente se trasladaba desde las pequeñas poblaciones a las grandes ciudades por motivos laborales principalmente. Hoy en día, debido a la subida de los precios del suelo, predominan las conocidas como ciudades dormitorios. Éstas son ciudades o incluso barrios próximos a las ciudades cuyo precio de la vivienda es más asequible, y donde la mayoría de las personas que viven allí usan sus casas únicamente para dormir y los fines de semanas. En todo caso este tipo de mudanzas es un poco más complicada que la primeramente mencionada. Suelen ser pesadas y voluminosas por la cantidad de muebles y pertenencias que hay que trasladar. En el caso de que decidamos realizar la mudanza por nuestra cuenta, esto es, sin solicitar el servicio de una empresa de mudanza, será necesario que alquilemos una furgoneta para el traslado ya que en un coche convencional no podríamos realizarlo. De igual manera, los embalajes precisarán un medio más espacioso y especializado para su transporte debido a la mayor distancia que hay que recorrer.
  • Mudanza Nacional: A pesar de que los pasos a seguir en cuanto al embalaje serán los mismos, este tipo de mudanzas requiere un nivel mayor de especialización, por lo que os recomendamos que en este caso contratéis a una empresa de mudanzas para el traslado.
  • Mudanza Internacional: Lógicamente, este tipo de mudanzas son las que suponen una mayor complejidad. El principal problema que nos podemos encontrar a la hora de realizar una mudanza internacional es estar debidamente documentado para poder llevar a cabo este tipo de mudanzas. Por ejemplo, dentro de la Unión Europea, los trámites legales que hay que realizar así como los requisitos necesarios son muchos menores que en cualquier otro país. Por ese motivo os aconsejamos que previamente a la mudanza, contactéis con la embajada del país de destino para que os informen de los requisitos en cuestión. También os recomendamos que en este tipo de mudanzas contratéis a una empresa especializada y habituada a este tipo de traslados, además deberías de consultar varias empresas de mudanzas y comparar precios ya que la diferencia en cuanto a costes en este tipo de portes puede ser muy grande.

Escrito por en General

Comentarios cerrados para este post