Seguros para nuestra mudanza

Por lo general, las compañías de mudanzas ofrecen a sus clientes tres tipos de seguros para sus pertenencias en el caso de daños o pérdidas de éstas.

Son los siguientes:

  • Responsabilidad limitada: Según el precepto de este seguro, la empresa de mudanzas es responsable de una cantidad por cada euro del valor del artículo en cuestión. Este tipo de seguro es básico, esto es, es obligatorio por ley y no le cuesta nada al consumidor.

 

  • Apreciación agregada: El dinero que se pueda cobrar por el artículo afectado dependerá del valor actual de mismo, menos la devaluación. Para que os hagáis una ida, este tipo de seguros es como el de los vehículos a todo riesgo, si tienes un percance con tu vehículo y queda siniestro total te pagan el precio del coche actual, esto es, no el precio por el que lo comprasteis, sino el que tendría en este momento (será inferior). Este tipo de seguro sí corre a cuenta del consumidor, y el importe que se deberá pagar dependerá de la cantidad que halláis dicho que valen vuestras pertenencias.

 

  • El seguro de valor total, como bien dice la palabra, cubre el total del precio del artículo, ya sea el de su reparación o reemplazamiento, sin descontar la desvalorización.

No obstante, antes de realizar su mudanza y de firmar nada, leeros muy bien el seguro de la misma, poniendo especial atención en la letra pequeña.

Escrito por en General

Comentarios cerrados para este post