Mudanzas compartidas en tiempos de crisis

Mudanzas compartidas en tiempos de crisis

Las mudanzas compartidas o grupajes es una modalidad que muchas empresas de mudanzas vienen poniendo en práctica desde hace mucho tiempo. No obstante ahora, debido a la crisis en la que nos encontramos viviendo, son más los usuarios que optan por este tipo de mudanzas.

Desde aquí, os recomendamos que si tenéis que llevar a cabo una mudanza interprovincial de determinados objetos y buscáis un precio económico para la misma, solicitéis presupuestos a empresas de mudanzas que hagan mudanzas compartidas.

Lo cierto que este tipo de mudanzas es positiva tanto para la propia empresa como para el cliente, ya que la primera optimiza su viaje llenando el camión con los objetos de varios clientes, y el segundo se beneficia de un precio mucho más económico que si tuviera que contratar un vehículo o una empresa de mudanzas exclusivamente para ese transporte.

De este modo queda claro que “mudanzas compartidas” o de “grupaje”, significa que nuestros artículos serán transportados junto a otros que van en la misma dirección, no necesariamente con el mismo destino.

Podemos destacar dos tipos de mudanzas compartidas:

  • Mudanzas compartidas esporádicas y/o casuales: Para que nos hagamos una idea, este tipo de mudanzas sería coloquialmente hablando el “ya que voy para allá” o “ya que vengo de allí”. Consisten en transportistas que necesariamente tienen que llevar una carga desde una ciudad a otra pero no tienen ni la volumetría ni el peso de su camión agotados. Es por ese motivo por el cual tiene la opción de cargar más mercancías pertenecientes a otros clientes y descargarlas durante el recorrido o en el destino. Por lo general, en estos casos, al transportista no le interesa regresar con el camión vacío por lo que si además tienes alguna carga para su retorno, probablemente que os hagan un muy buen precio por su transporte. Este tipo de grupajes son los más económicos.
  • Mudanzas en rutas periódicas: Son pocas las empresas de mudanzas que cuentan con rutas periódicas. Entendemos por rutas periódicas las que se realizan siempre cada determinado periodo de tiempo, que normalmente suele ser mensual, quincenal o semanal. En este caso, nuestros objetos a mudar tendrán que esperar hasta que llegue la fecha programada por la empresa de mudanzas para llevar a cabo el recorrido y consecuente reparto.

Lo cierto es que elijamos una u otra modalidad de mudanzas compartidas, nos saldrá siempre mucho más barato que el tener que contratar a una empresa para que nos trasladen esos objetos de forma exclusiva.

Comentarios cerrados para este post